Make your own free website on Tripod.com
EL REGRESO DEL GATILLERO
El hijo de Sibeli la costurera

La historia de un malagradecido muerto de hambre, hoy convertido en millonario.

HOME

El comentario del día | E D I T O R I A L | Den por muerto a Pechel: Pedro Gutiérrez | Breves del Gatillero On Line | Los parasitos del ayuntamiento | No da una Daniel Salinas en el SAS | El hijo de Sibeli la costurera | Viola Ayuntamiento el código penal del Estado | El chelo Vidal es el patrón del SAS | Demandan a Pechel por robo | EL ORIGEN DE LOS VASCOS | Madrazo Cadena; secretario de cuello blanco | Ya salió el gallo de la alianza del 2006 | La Galeria del Gatillero On Line | Los perros de los amigos del Gatillero | Mas fotos de Gatillerus Pits | Historia del American Pit Bull Terrier | La sabiduria de Enrique Morfin | No a la violencia intrafamiliar | Los pecados de Ahumada | -= Los Clasificados =- | ROMPIENDO MADRES | Quieren chingar a locatarios de los Mercados de Villahermosa | La Turca promotora de antros en Tabasco | Las piedras en el camino de Pechel | LOS ASESINOS DEL PUEBLO | DENUNCIAS CIUDADANAS | Roban descaradamente a los pescadores | Traicionan diputados locales confianza del pueblo | Vínculos relacionados | El Gatillero on line | -= Libertad de Expresion =- | No hay justicia en Tabasco | La pura Grilla | Desde el Pais Vasco

Originarios de una olvidada rancheria, la familia de quien llamaremos el Duque Kino, llego a la capital de la republica bananera, ataviados con ropa de manta, que la hacendosa de Sibelis, costuraba a mano, para que su proble de hijos pudiera vestirse, así como el vago y flojo de su marido, hombre acostumbrado a dormir la mona en su inseparable hamaca,

Los hijos eran cuatro, Arturo a quien de grande le apodaban El Fuercitas la gritona de Lourdes que termino jubilada como maestra de primaria en la escuela Tipo Carlos Rovirosa, la cachonda de Charito, quien no paso de ser solamente ama de casa y claro el duque Kino, a quien Sibeli mimaba y le da daba todo lo que podía por ser el mas salamero con ella.

La historia reza, que la pobre costurera de mínima educación, se partía el alma día y noche, para sacar adelante a sus pequeños hijos, solo Lulu y Arturo de vez en cuando le ayudaban con los quehaceres de la casa, mientras que Kino se dedicaba a la vagancia y al pleito, pues dada la vida que llevaba en ese barrio de mala muerte, donde creció el duque tenia que defenderse de la chusma con la que creció y vivió siempre.

El tiempo paso y la desdichada Sibelis, cada día estaba mas cansada, pues mantener a el zángano de su marido y a sus hijos, ya le resultaba imposible, por lo que se dedico también hacer tamales para vender, para ese entonces Lulu ya era maestra y le ayudaba con los gastos, no así Arturo, ni Charito ni mucho menos Kino, que era un rotundo fracaso como estudiante, pero que finalmente y por medio de influencias, pudo conseguir la carta de pasante de odontología, mas nunca se titulo.
Dicen que suerte te dios que saber poco te importe y este es el caso de Kino, que aprovecho la oportunidad de ser maletero de un político, para irse adentrando en la grilla, a grado tal de convertirse en el hombre alfombra mas rastrero de la historia en Tabasco, lo que le redituó ser millonario y olvidarse de la infeliz Sibila, que durante años se partió el lomo por el y en pago, el duque Kino, la ignora hasta la fecha.

Antes de su golpe de suerte, se caso con la chica de Tacotalpa, a quien no tenia que darle ni de comer, y mantenía viviendo en una pocilga, pero al llegarle su oportunidad, de inmediato el duque Kino, cambio los harapos que vestía, por las telas y confecciones que semanalmente le hace el sastre de la calle Juárez, casi esquina con la Caldereta, ropa valuada en miles de pesos, pero claro el presupuesto del estado y ahora el Municipal, se lo han permitido, mientras Sibila viste como recamarera.

Se preguntaran ustedes, ¿Bueno y de que familia es la duquesa de Tacotalpa? ¿Dónde vive el pasante de odontólogo? Perdón el duque Kino, ¿A cuanto asciende su fortuna? Lamentablemente el espacio en esta ocasión es breve, pero prometemos el desglose de la historia del hijo de la costurera.


Introduzca el contenido de soporte